Posedición ¿aliada o enemiga?

Foto de Kenny Eliason en Unsplash

En los tiempos que corren, la productividad, la resolución y la producción están a la orden del día. En un mundo que cambia incesantemente y en el que la inmediatez brilla por sí misma, los tiempos de entrega y los objetivos que cumplir son cada vez más ajustados, pero la producción debe ser la misma. ¿Complicado, verdad? En muchos sectores han automatizado muchos procesos, en otros se han informatizado y se han simplificado los procesos por inteligencia artificial. En nuestro sector, la traducción, se implementó la posedición.

¿Qué es la posedición o el post-editing?

La posedición es un proceso en el que una máquina, un ordenador, «traduce» y luego un traductor humano edita esa traducción previa para corregir los fallos e incongruencias y convertirlo en un texto con la calidad requerida.

¿Sabías que hay dos tipos?

  • Posedición rápida (light): el traductor (poseditor) realiza el mínimo de correcciones o modificaciones a la traducción generada por el sistema de traducción automática (TA). Solo se emplea este tipo de posedición cuando necesitamos entender la idea o el significado general del texto y no requiere un alto nivel de corrección formal. Los textos que pasan por este proceso son para uso interno y no se van a publicar. Además, en la posedición rápida no se tratan cuestiones estilísticas o de formato, solo se corrigen los errores más graves para que el texto sea comprensible.

  • Posedición completa (full): al igual que la posedición rápida, este tipo de posedición se aplica a traducciones generadas por sistemas de TA. La diferencia con la posedición rápida es que aquí el traductor corrige más concienzudamente el estilo, los errores ortotipográficos y de traducción. Se emplea cuando los textos van a publicarse o cuando estos requieren un nivel de calidad similar al de una traducción hecha por un humano. Esto quiere decir que se tendrán que utilizar distintas guías de estilo, memorias de traducción, glosarios y documentos de referencia para que la traducción cumpla con los estándares de calidad correspondientes.

La posedición es una modalidad aplicable a determinados tipos de encargo y de textos. Normalmente, no se aplica a la traducción de textos de carácter artístico o creativo como los textos audiovisuales, de marketing o publicidad, literarios, etc.

En nuestro Máster en Traducción y Nuevas Tecnologías: Localización de Productos Multimedia aprendemos en qué consiste la posedición y cuál es su alcance y relevancia en el sector de la localización hoy en día.

¿Qué opinas sobre esta modalidad? ¡Te leemos!

¡Lánzate a interpretar!

Foto de Petr Macháček en Unsplash

La interpretación es un sector muy admirado y, a la vez, muy temido por muchas de las personas que cursan el grado de Traducción e Interpretación. En ocasiones, se trata de una asignatura que se cursa al final de los de estudios y no da lugar a practicar sus contenidos de forma extensa. En ese corto espacio de tiempo, hay personas que descubren su verdadera vocación: interpretar.

Una mezcla de miedo y nervios en el estómago entran en juego en cuanto comienza la interacción entre los ponentes y el público. Un subidón de adrenalina que se gestiona con formación y confianza en la preparación previa.

Es normal sentirse «en pañales» al interpretar cuando hemos terminado el grado. Aún no se tiene las horas de vuelo que da la experiencia. Por eso, son muchas las personas que optan por una formación extra para profundizar en los conocimientos de la materia y poder poner en práctica más horas de interpretación.

Dicho esto, queremos darte a conocer cuatro recursos totalmente gratuitos donde podrás seguir practicando. ¿A qué esperas para tomar notas?

Linkterpreting

Es una plataforma de recursos para la interpretación de enlace destinada a intérpretes en formación o en activo, a personal docente formador de intérpretes y a cualquier persona interesada. Es un proyecto abierto y dinámico llevado a cabo por el grupo de investigación BiFeGa de la Universidade de Vigo.

En la web podrás encontrar información teórica acerca de la interpretación, ejercicios previos, información sobre la formación en interpretación, enlaces y páginas webs de interés a organizaciones e instituciones y el contacto.

Interpreter Training Resources

Este increíble recurso es muy completo para aquellas personas que se dediquen o quieran dedicarse a la interpretación de conferencias. Ofrece un repositorio con interpretación simultánea y consecutiva, además de información para la toma de notas, otros recursos extra y la preparación para interpretar. ¡Échale un vistazo!

Repositorio de la Comisión Europea

Este recurso gratuito de la Unión Europea nos ofrece un repositorio con vídeos de interpretaciones reales y discursos de material pedagógico con el que suelen trabajar. Podrás buscar la combinación lingüística que quieras o por palabras clave. Además, tienes las últimas novedades de interpretación para que vayas al día.

MAICS

Es una iniciativa de la Universidad de Córdoba para ofrecer información y práctica de los recursos de interpretación en inglés, francés y español. Ofrece ejercicios básicos y de interpretación bilateral, consecutiva y simultánea.

La interpretación es una actividad profesional muy compleja en la que hay que conocer y prepararse muy bien la parte idiomática y lingüística, pero también la psicológica. Por eso, no dejamos de recomendarte que practiques y obtengas toda la información posible para esta gran profesión.

Otra de las modalidades de interpretación que últimamente están en auge es la interpretación telefónica. En ISTRAD estrenamos un curso nuevo sobre esta nueva realidad interpretativa. ¿Te apuntas con nosotros?

¡Disfruta de estos recursos!

¡Márcate una canasta en este Eurobasket!

Foto de Markus Spiske en Unsplash

Desde el 1 al 18 de septiembre podemos disfrutar del Campeonato Europeo de Baloncesto, más conocido como Eurobasket. Históricamente, este campeonato dio comienzo en 1935 y se jugaba cada dos años. Hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939, ¿sabías que fue la única vez que se ha pausado en lo que va de torneo? Al finalizar la guerra se volvió a incorporar el planteamiento inicial.

Todo esto cambió cuando en 2014 se replanteó ampliar la periodicidad del torneo de dos a cuatro años. En teoría, tendría que haberse disputado en 2021, pero la pandemia lo retrasó hasta la semana pasada. ¡Ha sido la pausa más larga de su historia!

Estos días el campeonato está teniendo bastante repercusión mediática y, como siempre, nos sumamos al carro para ayudarte a cazar gazapos entre los titulares y las noticias. ¿Te apuntas?

Baloncesto, basquetbol, básquetbol y básquet

¿Cómo? ¿Así se escriben? ¿De verdad? Sí, sí y sí. Aunque algunas formas no las hayamos leído hasta ahora, todas son válidas y aceptadas por la Academia para referirnos a este deporte. Según la RAE, en la República Dominicana, al igual que en México, es más habitual basquetbol (con pronunciación aguda); en otros países de Hispanoamérica se utilizan básquetbol básqueten España, baloncesto. El Diccionario panhispánico de dudas da como válidas todas esas variantes y desaconseja las que mantienen la k de la forma original inglesa basketball (básketbol, básket…), aunque es la más habitual en los medios de comunicación.

Base, escolta, alero, ala-pívot y pívot

Estas son las posiciones de los jugadores de baloncesto. Normalmente se localizan a través de los números 1, 2, 3, 4 y 5 respectivamente. De esta manera se le dirá dos al que juegue como escolta, por ejemplo.

También aprovechamos para señalarte que pívot siempre se escribe con tilde. Su plural es pívots y no cambia con el género, solo cambia el artículo que lo acompaña. Aunque se utilice el término pivote, recomendamos el primero por su uso tan extendido en todo el mundo y por ser el único que está recogido en el diccionario. ¡Ah! No se nos puede olvidar que ala-pívot siempre se escribe con un guion. ¡Que no se te escape!

Armador, base o conductor… nada de play-maker

Como en muchos otros deportes y otros ámbitos, los anglicismos protagonizan la jerga de los mismos. Por eso, el uso de este anglicismo es innecesario. Play-maker hace referencia al jugador de baloncesto que se encarga de organizar el juego. Siempre según la RAE, en Hispanoamérica se utiliza el término armador o conductor mientras que en España se utiliza base.

Eliminatoria y fase final

Como acabamos de ver en el caso anterior, los anglicismos se apoderan también de las fases finales y las eliminatorias. Play-off (también playoff) se corona como la forma más extendida entre los hablantes, pero en la mayoría de casos se puede sustituir por el término eliminatoria. Hay que tener en cuenta, para quienes no estén al tanto de este deporte, que a veces play-off hace referencia a la última fase del torneo. Recordatorio: cada vez que utilicemos un anglicismo tenemos que escribirlo en cursiva o entre comillas.

Baloncestista y basquetbolista

¿Sabías que para hablar de los jugadores de baloncesto estos son los dos términos que recoge la Academia?

Estas son algunas claves de las muchas que reúne la Fundéu (aunque está centrado en la Copa del Mundo de Baloncesto). Esperamos que disfrutes de este torneo y… ¡que gane el mejor!

¡Hasta la próxima entrada!

Lecturas de ficción sobre traducción

Foto de Christin Hume en Unsplash

¡Septiembre a la vista!

Agosto se acaba. El verano está llegando a su fin y la vuelta a la rutina se hace inevitable. Hay quienes adoran la vuelta de septiembre como una nueva oportunidad para comenzar, renovar las energías y focalizarse en los nuevos objetivos, por no hablar de la vuelta al cole. Por otro lado, hay quienes no desean despertar del maravilloso sueño de unas vacaciones de verano. Cada persona es un mundo y, para cada mundo, hay un libro.

Sabemos que, después de un tiempo de desconexión, volver a informarse y estar al día de las últimas noticias traductológicas pueden dar mucha pereza o, simplemente, desinterés. También es posible que quieras sentirte identificado/a en esas novelas de ficción que tienes en la mesita de noche… ¡Tenemos la solución!

Queremos amenizarte la vuelta a la rutina con tres lecturas recomendadísimas y que, por si fuera poco, sus personajes principales se dedican a la traducción e interpretación.

La casa alemana, de Annette Hess

Traductora: María José
Díez Pérez

La vida de Eva Bruhn gira en torno a La casa alemana, el restaurante tradicional que regentan sus padres y en el que la familia comparte las pequeñas cosas del día a día: desde los entresijos de su trabajo en una agencia de traducción hasta el anhelo de que su novio se decida por fin a pedirle su mano a su padre.

Pero en 1963 va a celebrarse en Frankfurt el primer juicio de Auschwitz, y el destino hace que Eva acabe colaborando con la fiscalía como intérprete, a pesar de la oposición de su familia. A medida que traduce los testimonios de los supervivientes, descubre la inmensidad y el horror de lo que sucedió en los campos de concentración y una parte de la historia reciente de la que nadie le ha hablado nunca.

¿Por qué todos insisten en dejarla atrás? ¿Por qué faltan fotografías en el álbum familiar? ¿Es posible vivir igual después de conocer la verdad?

La traductora, de José Gil Romero y Goretti Irisarri

Elsa Braumann es una joven traductora de libros alemanes que subsiste en el Madrid de 1940 al cuidado de su hermana.

Una noche, en la Capitanía de Madrid se requiere a Elsa para una misión de carácter secreto y que está relacionada con el encuentro entre Franco y Hitler.

A lo largo de los siguientes días, Elsa comienza a intimar con el capitán Bernal, jefe de seguridad de la operación, hombre cultivado y amante del cine, como ella. Pero alguien amenaza a Elsa para involucrarla en una operación de contraespionaje: dispondrá de tres minutos para robar ciertos documentos a Franco en el tren que les llevará hasta Hendaya.

El devenir de la Segunda Guerra Mundial está ahora en las frágiles manos de Elsa Braumann, esas que están a punto de traicionar al hombre de quien se está enamorando.

La historia de tu vida, de Ted Chiang

Traductor: Luis García Prado

Una torre se alza sobre la llanura mesopotámica hasta tocar la bóveda del cielo. Dos hombres que alcanzan un grado de inteligencia tan alto que se asemejan a dioses. La prueba de que las matemáticas carecen de sentido. Un lenguaje alienígena que permite a quienes lo leen expandir su consciencia a lo largo del tiempo. La cábala y la teoría de la preformación se combinan en una Inglaterra victoriana salida de nuestros sueños, o de nuestras pesadillas.

Ante la llegada de los metahumanos, la ciencia humana se ve reducida a una nota a pie de página. En un universo donde Dios existe sin que quepa ninguna duda, ¿es posible no amarle? Y si pudieras programarte para ignorar las apariencias, ¿te arriesgarías a perder toda percepción de la belleza humana?

¿Bastante emocionantes, verdad? Estas historias cambiarán tu visión de la historia, pero sobre todo tu visión sobre el papel tan fundamental que ejercemos los profesionales de la traducción.

Desde ISTRAD, queremos desearte una buena vuelta de las vacaciones y mucho ánimo para estos primeros días de rutina. ¡Tú puedes!

¡Nos vemos en la siguiente entrada!

Creación de contenidos: ese cajón de sastre

Foto de Austin Distel en Unsplash

Hoy en día, es poco común no estar presente en el mundo digital, ¿verdad? Los medios a los que antes accedíamos separadamente para informarnos como los periódicos, las enciclopedia, la radio o la televisión convergen prácticamente en un único objeto: el teléfono móvil. A través del mismo, también descargamos aplicaciones esenciales en nuestra comunicación diaria como las redes sociales (Whatsapp, Instagram, Twitter…). Cada una de ellas tiene un formato y una funcionalidad diferente, ofreciendo contenido muy variado por el que transmitir desde las últimas tendencias de moda hasta consejos para llevar una vida sana, entre otros. Con el grandísimo éxito de estos medios, las empresas no han tardado en sumarse al carro de las redes sociales e Internet implantando su presencia en línea.

Con aspectos a tener en cuenta como el algoritmo, la identidad visual, etc. surgieron nuevos perfiles profesionales para cumplir con esta nueva idea de mercado, el marketing digital. Son muchas las vías formativas que se pueden tomar para ejercer como profesionales en este interesante sector además de los propios estudios en marketing digital: a través de publicidad, periodismo, filologías y, por supuesto, traducción.

Traducción y marketing es una combinación bastante interesante y beneficiosa para quienes trabajen en ello, pues es una doble función que se puede ofertar a los clientes con presencia internacional.

¿En qué formatos se presentan?

¡Infinitos! Todo dependerá del contenido que quieras comunicar. Varios factores como la disponibilidad para crear el contenido, el público meta y las plataforma en la que se encuentren variará la estrategia y el diseño del contenido para que funcione. Por ejemplo, es muy poco funcional poner una imagen estática en tu canal de YouTube cuando la plataforma funciona con vídeos. Es necesario ir adaptando el contenido a la plataforma que se va a utilizar para que la información se diversifique y sea interesante, lo que puede resultar en más tráfico (visualizaciones), engagement (interactividad) y conexión emocional con el público objetivo.

Los formatos más utilizados actualmente para compartir la creación de contenidos son las publicaciones de fotos e imágenes con mensaje, reels, historias, vídeos, streaming en canales de vídeo, audiolibros, pódcasts, newsletters, memes, entrevistas, blogs, etc. (Acortamos para no hacer una lista infinita, de verdad).

Pero lo que sí que nos gustaría destacar es la gran aparición de dos estrategias de comunicación en el universo digital —por no hablar de la afluencia que está teniendo en los últimos años—: el copywriting y el storytelling. ¡Vamos a conocerlos!

¿Qué es el copywriting?

Para comenzar, el copywriting es la habilidad de escribir de manera persuasiva cualquier tipo de texto que para conseguir que tu cliente/objetivo ideal realice una acción. Esta técnica de redacción persuasiva ayuda a conseguir el objetivo que se haya planteado la empresa para la que trabajes o para tu propio negocio y su finalidad siempre será la de comunicar y vender.

Para conseguirlo, tendrás que definir ciertos aspectos como tu cliente ideal, con qué problema o necesidad puedes ayudarle a resolver y cómo vas a solucionar su problema. Además, tendrás que definir unas estrategias como el tono de tu discurso, lo que se materializará en cuestiones como si tus textos son formales, cercanos, inclusivos, etc.

Otro punto importante es que especifiques tu discurso lo máximo posible para poder crear un vínculo emocional y de identificación con el lector/a. Al empatizar, nuestra persona objetivo sentirá que somos las personas adecuadas para solucionar sus problemas o para trabajar codo a codo. ¡Son todo beneficios!

Pero, como en todo sector, los caminos se diversifican. Existen varios tipos de copywriting. Los más destacados son:

  • Creativo: es el copy que ayuda a posicionar como referencia del mercado a una empresa, así como publicitar la marca.
  • SEO: es el que ayuda a posicionar los textos en Internet, así como mejorar el algoritmo del sitio web y aparezca en los primeros textos de Google.
  • Marketing: es escritura dedicada a la venta. Todo el contenido y mensajes que envía la empresa/marca para seducir a su público objetivo y conseguir que compren sus productos.
  • Técnico: es el copy de especialización, es decir, textos que hablan sobre un tema muy particular.

¿Qué es el storytelling?

El storytelling es la técnica de narrar historias, como bien se traduce. Es el arte de transmitir toda la historia de tu marca/empresa, tus objetivos y lo que quieres desde un plano más emocional para conseguir un ambiente idóneo en el que se consiga conectar con el público meta el mensaje que estás transmitiendo. Puedes conseguirlo a través de la historia en distintos formatos, ya sea por escrito, por audio o en vídeo.

Esta técnica tiene una trayectoria específica para contar una buena historia: 1) construir un mensaje; 2) pensar en el ambiente; 3) identificar a los personajes; 4) plantear un conflicto y solucionarlo con el aprendizaje.

Al igual que ocurría con el copywriting, el storytelling plantea diferentes tipos:

  • Ficción: narra unos hechos irreales en los que destaca el vínculo con la situación que atraviesa el personaje o los valores que representa.
  • Histórico: cuenta la historia de tradición o reputación de la familia por la que empezó el negocio, así generan nostalgia y humanidad a la marca que representan.
  • Situaciones reales de consumo: representan hechos o situaciones reales en las que el público objetivo se identifica o muestra su realidad. Son historias comunes que ayudan a conectar con la realidad.
  • Valores de marca: ayuda a relacionar el discurso basado en unos valores concretos con la marca que representa. De esta manera, será una asociación muy clara y que ayuda a mejorar el concepto de la empresa/marca entre el público.

Para terminar, queremos destacar la función tan importante que tiene la creación de contenidos en la actualidad. Transmitir un mensaje con claridad y conectar con un público específico no se había diversificado tanto hasta hace unas décadas. Es un sector amplio, donde la creatividad reina en sí misma y donde los traductores y traductoras podemos aportar nuestro valor lingüístico.

¡Feliz verano y… nos vemos en la próxima entrada!

5 retos en la localización de videojuegos

Foto de Lorenzo Herrera en Unsplash

Para localizar videojuegos hay que tener en cuenta muchos aspectos que a lo mejor no te habías planteado. Como en otros ámbitos de la traducción, siempre nos encontramos algunas dificultades añadidas en el proceso de traducción. ¿Y qué mejor forma de solidarizarnos con todas las personas que localizan nuestros videojuegos preferidos que conociendo los retos a los que se enfrentan? ¡Vamos a ello!

  1. Falta de contexto

Sí, queridos y queridas. Nuestra frase favorita como profesionales del lenguaje: depende del contexto. Aunque el problema aquí es cuando no tenemos ese contexto. Normalmente traducimos los videojuegos mediante paquetes de archivos adaptados al formato del programa que vamos a utilizar o bien en Excel, por lo que nos encontramos ante cadenas descontextualizadas.

De hecho, podremos encontrarnos un diálogo sin ningún orden establecido en el que no sepamos si el personaje ha cambiado o continúa hablando, o la relación que guarda un segmento con el siguiente. ¡En ocasiones, la continuación de un diálogo incluso puede darse en archivos distintos! Si los clientes son piadosos nos enviarán un Excel de apoyo con información que nos ayudarán a entender los diálogos, los personajes o, en definitiva, información que nos ayudará a entender mejor qué es lo que estamos traduciendo.

2. Falta de tiempo

Como todos los proyectos, las fechas de entrega son a veces demasiado justas con el plazo que se ha establecido o del que se dispone, pero esto se agrava cuando estos clientes quieren lanzar un videojuego a nivel mundial. Esto supone acelerar los ritmos de traducción y disponer de poquísimo margen para los cambios.

Estos mismos cambios de última hora suponen que se envíen archivos no definitivos o archivos nuevos que hay que cambiar y empezar de nuevo (más estrés para quien traduce, vaya). Una auténtica carrera a contrarreloj.

3. Adaptación o transcreación de los elementos de juego

Como en otras especialidades de la traducción (en audiovisual o en literaria) la transcreación se une a la lista de dificultades en la localización de videojuegos. Como es algo habitual, algunos videojuegos nos sumergen en la cultura a la que pertenecemos, un caso muy característico es en Los Sims 4, donde podemos elegir el nombre de nuestro personaje aleatoriamente entre una lista de nombres típicos de la cultura española como Dolores Hernández, María Díaz, etc.

Esta técnica de traducción se emplea normalmente en los nombres de los personajes, en las referencias culturales, en los juegos de palabras, objetos y habilidades, etc. Un ejemplo que nos encanta de la transcreación es de carácter sociológico y cultural como es el caso de Haris Pilton en World Of Warcraft (Blizzard), una clara referencia a la famosa Paris Hilton.

4. Diálogos

Aunque es con lo que más se puede disfrutar dentro de la traducción de videojuegos, este punto guarda relación con el apartado anterior. Cada personaje mantiene unas características especiales que lo diferencian del resto (lingüísticamente hablando, claro). Los personajes tienen ciertos rasgos de la personalidad a lo largo del juego que se reflejan también en sus acciones y diálogos. Es importante detectarlos y ser lo más fiel posible a este estilo para que haya una consonancia entre la acción y el diálogo. Un ejemplo clarísimo de esta características son los personajes del videojuego Animal Crossing.

5. Marcas de género y variables

Ahora más que nunca el tema de la visibilidad del lenguaje inclusivo toma un rol fundamental en la sociedad y aún más en los videojuegos. Para evitar fórmulas excluyentes, se aboga por reformular y adaptar las oraciones para convertirlas en segmentos inclusivos. Un ejemplo muy claro podría ser el típico «Bienvenido a la partida» o «¿Estás preparado?» utilizando el masculino genérico. Para esas ocasiones, lo mejor para evitar marcar el género de la persona jugadora sería sustituir las frases anteriores por «Te damos la bienvenida a la partida» y «¿Tienes todo preparado?» respectivamente.

Enlazando este tema con el que vimos en el primer punto, la falta de contexto dificulta mucho esta tarea y cuesta identificar la identidad sexual del personaje que aparece en el diálogo que debemos traducir. Esto ocurre con el nombre de Max, ya que es un nombre femenino y masculino. Por eso, te sugerimos que busques siempre la neutralidad (así seguro que no te equivocas).

Después de este barrido por las dificultades de la localización de videojuegos seguro que miramos con mejores ojos y valoramos todo el esfuerzo que requiere encontrarnos con una buena traducción a la hora de jugar a un videojuego.

¡Nos vemos en la próxima entrada!

5 lecturas «traductoriles» para este verano

Foto de Dan Dumitriu en Unsplash

¡Vacaciones de verano! Chiringuitos, viajes, terraceo, playa, aire acondicionado, helados… Cuando llega el verano nuestro ritmo de vida cambia totalmente y dedicamos más tiempo al ocio y al descanso. Después de un curso bastante intenso, por fin inauguramos la temporada estival.

Seguro que, durante el verano, entre vosotros y vosotras hay muchas personas que disfrutan la lectura. Por eso, queremos ayudaros a elegir lectura para vuestras vacaciones (sí, sabemos que elegir una opción entre tantas es complicado y, sí, prometemos ampliar las recomendaciones con más títulos).

¡Al agua, patos!

Mamá, quiero ser intérprete de Gabriel Cabrera (Pie de Página, 2016)

En esta obra, Gabriel nos cuenta a lo largo de 30 capítulos todas sus vivencias y anécdotas como intérprete acompañándolas de las dificultades y retos a los que se enfrentan nuestros queridos intérpretes. Pero no todo son complicaciones, Gabriel narra historias divertidísimas que le han ocurrido en cabina, los aciertos que le han ayudado durante su carrera profesional y con las que quiere mostrar la realidad de este sector. Este libro está dirigido tanto a aquellas personas que se están formando en interpretación como a los profesionales en activo (o a quienes quieran aprender más sobre esta interesantísima profesión). Si tienes pensado formarte en interpretación… ¡este libro te está llamando! Puedes conseguirlo aquí.

Cómo triunfar en la traducción freelance de Corinne McKay (Original Translations, 2016)

En este manual encontrarás todo lo necesario para inspirarte como profesional de la traducción. Sabemos que los comienzos son difíciles e inciertos, pero este libro te ayudará a esclarecer ese mar de dudas para aclararte las ideas e inspirarte hasta conseguir tu objetivo: ser un profesional de la traducción independiente, freelance vaya. Es verdad que muchos ejemplos y estrategias están basadas en la cultura estadounidense y en la realidad que la rodea, así que si tu estrategia engloba el mercado de los Estados Unidos, este libro te vendrá muy bien. Anímate a dar el salto e impulsa tu negocio. Encuéntralo aquí.

Luces, cámara y… traducción audiovisual de Eugenia Arrés, Fernando Castillo, Javier Rebollo y Juan Yborra (Pie de Página, 2021)

¡3, 2, 1… ACCIÓN! Tanto si eres estudiante de TEI y te apasiona el sector audiovisual como si ya formas parte del mundillo, apúntate este libro. Nuestros queridos compañeros, ya que alguno de ellos imparten clase en nuestro Máster en Traducción Audiovisual o en nuestro Máster en Traducción y Nuevas Tecnologías, nos muestran todas las facetas de esta especialidad de la traducción. A lo largo del libro descubrirás las diferentes vertientes en las que puedes adentrarte como traductor/a audiovisual, encontrarás recomendaciones para llamar a las puertas de los estudios y conseguir clientes, cómo aplicar las tarifas, encontrarás recomendaciones lingüísticas a la hora de traducir los típicos términos en inglés, así como propuestas de traducción alternativas. Este libro será todo un acierto si quieres aprender más sobre la traducción audiovisual. Échale un vistazo aquí.

La lingüística del amor de Mª Mar Galindo Merino y Mª del Carmen Méndez Santos (eds.) (Pie de Página, 2022)

Este maravilloso libro escrito por veintidós especialistas tratan, en un extenso índice de 18 capítulos, el amor desde los campos más asombrosos y desconocidos de la lingüística. Sí, sí, como lees. Se centran en explicar el amor y las relaciones sexo-afectivas desde la neurociencia, la traducción de lenguaje adolescente o de novelas eróticas, las acciones no verbales en el proceso de seducción, las terminología del amor o las claves lingüísticas cuando hay estafas amorosas. Ámbitos tan distintos y apasionantes desde el punto de vista lingüístico que, este libro, será tu mejor amigo este verano. Acoge esta lectura con el corazón abierto mientras disfrutas de un atardecer romántico en la playa. Encuéntralo aquí.

El fantasma en el libro de Javier Calvo (Seix Barral, 2016)

Con este ensayo tan ameno, Javier nos cuenta los entresijos profesionales del traductor. La traducción está omnipresente en nuestro día a día (televisión, publicidad, documentación, productos alimenticios, tecnología, etc.), pero la figura del profesional quizás sea poco visible. Si bien nuestra labor es hacer invisible las diferencias lingüísticas y culturales, no queremos ser invisibilizados y poco valorados. Anímate a saber más sobre el día a día de un profesional de la traducción acompañada de anécdotas del autor y la historia de la traducción. Consíguelo aquí.

¿Te ha gustado nuestra oleada de lecturas? Esperamos haberte ayudado a elegir lectura para este verano mientras aprendes más sobre el mundo de la traducción.

Para terminar, no queríamos despedirnos sin desearte unas buenas vacaciones. ¡A disfrutar!

¿Qué perfiles encontramos en una agencia de traducción?

Foto de Mimi Thian en Unsplash

¡Lo prometido es deuda! Si has seguido nuestras últimas publicaciones por redes, habrás visto que hemos hablado de los diferentes perfiles a los que se puede acceder a una agencia de traducción. A veces es muy común pensar que solo podemos acceder al perfil de traducción de estas empresas, pero… ¡nada más lejos de la realidad!

La falta de conocimiento sobre los distintos puestos a los que podemos acceder lo vemos cada día desde la coordinación de prácticas de ISTRAD. Muchas ofertas que promocionamos entre nuestros estudiantes no se solicitan por desconocimiento o por la presión de no saber qué se requiere para ese puesto.

La gran ventaja al formarnos en traducción es que tenemos un perfil bastante versátil y podemos enfocar nuestra profesión hacia el ámbito que más nos interese, moviéndonos dentro de la gran cadena que engloba el proceso de traducción de un proyecto. Por eso, vamos a destacar algunas de las distintas figuras que solemos encontrar en una agencia de traducción:

Traductor/a

Esta figura es la que tenemos siempre en mente desde que empezamos el grado. Es el ámbito que más se practica y se conoce gracias a los estudios que se cursan. En las agencias de traducción se cuenta con muy pocos traductores/as en plantilla, pues es una práctica que está en desuso. Lo más habitual es contratar a profesionales de forma externa (freelancer).

Revisor/a

Con este perfil, la persona encargada se encarga de comparar la calidad del texto origen y la traducción que se ha hecho para detectar los posibles errores de concordancia entre ambas lenguas, al igual que asegurarse de que ambos textos transmiten el mismo sentido. Como en el perfil anterior, aquí también se suele colaborar de forma externa a la empresa.

Corrector/a

Su trabajo consiste en hacer una lectura de la traducción para detectar y subsanar los errores de estilo y ortotipografía. Así como pasar un control de calidad siguiendo las indicaciones del cliente (en cuanto a guía de estilo). Si te gusta mucho utilizar el boli rojo y tienes el superpoder de ver errores donde no los hay… ¡este es tu puesto!

Terminólogo/a

Sí, sí, no es un especie en peligro de extinción. Esa persona se dedica a crear bases de datos para nutrir las memorias de traducción de las herramientas TAO, los glosarios y facilitar todos los recursos de consulta para agilizar el proceso de traducción.

Vendor manager

El famoso perfil de vendor es para personas que tengan una gran habilidad de comunicación y negociación. Este perfil consiste en busca nuevos clientes o proyectos para la empresa, así como renovar y ampliar proveedores lingüísticos para ampliar la red de contactos de la empresa. Y, además, se encarga de negociar un tema esencial y delicado para quienes nos dedicamos a este campo: las tarifas.

Project manager

¡Los PM tienen el cielo ganado! ¿Cuántas veces habremos oído esto? Los PM son superhéroes y superheroínas que llevan adelante la coordinación de los proyectos de traducción. Se encargan de contactar y llegar a acuerdos con los clientes y los proveedores de servicios, establecen los plazos de entrega y supervisa el proceso que lleva el proyecto para que se ajuste a la fecha acordada. Eso sí, para desarrollar este puesto debes ser una persona bastante organizada y minuciosa, ¡no todo el mundo aguanta la presión!

Language lead

Si nunca has oído sobre este perfil profesional, aquí te aclaramos las dudas. Un language lead es la persona encargada de coordinar los proyectos de traducción hasta la fecha de entrega, algo similar al project manager, pero desde el punto de vista lingüístico. Ayuda y resuelve rápidamente las preguntas relacionadas con la traducción para que el proyecto siga su curso y estas preguntas no entorpezcan el ritmo. También se encargan de unificar los equipos de traductores que se encargarán de un proyecto y también de los recursos que van a utilizar (el estilo, la variante lingüística, etc.) los traductores y traductoras.

Como ves, no hay que temer a estos perfiles tan escuchados, pero tan desconocidos. Sabemos que nos pueden surgir miedos o inseguridades a lo desconocido, y sobre todo cuando se trata del plano laboral. Queremos transmitirte que no hay nada que temer. Mientras que tengas la suficiente formación que se requiere en las ofertas y la actitud adecuada para optar a estos puestos, todo será más fácil. ¡Mucho ánimo!

¿Ya sabes en qué puesto te gustaría trabajar? ¡Te leemos! 😃

3 mitos sobre la traducción audiovisual

Foto de Adi Goldstein en Unsplash

Desde nuestra infancia hemos estado expuestos a multitud de películas y series infantiles. ¿Quién no ha visto El Rey León (1994) o los Teletubbies (1997). Si te paras a pensar, hemos disfrutado de estos productos audiovisuales en nuestra lengua materna. Normalmente, todo lo que consumíamos estaba doblado al español (ponemos este idioma como ejemplo) y, desde hace varios años, con la llegada de las nuevas plataformas audiovisuales, el catálogo lingüístico se ha ampliado.

¿Que la serie que acaban de estrenar es inglesa y estás aprendiendo ese idioma? Puedes escuchar el original y leer los subtítulos en español. ¿Que la peli de estas navidades es sueca y no entiendes ni papa de lo que te hablan en la versión original? Disfrútala con el doblaje en español.

A pesar de la enorme labor que hacen los traductores y traductoras audiovisuales para que disfrutemos de nuestras pelis y series favoritas en distintas lenguas, hay ciertos mitos que rodean a este sector. Y qué mejor manera de desmentirlo que en nuestro blog y a modo de lista de la compra, como más nos gusta. Acomódate en el sofá, pilla tu cubo de palomitas y descubre 3 mitos sobre la traducción audiovisual.

  1. Si la versión original y los subtítulos no coinciden es que están mal traducidos.

No, mi ciela. La traducción para el doblaje y la traducción para subtitulado son dos cosas muy distintas, ambas con unas pautas muy precisas que los profesionales de la traducción deben seguir. Para el subtitulado es necesario adecuarse al tiempo que el subtítulo aparece en pantalla y cada línea tiene un máximo de caracteres, como ejemplos principales, que condicionan la traducción. A su vez, la traducción para el doblaje se rige en parte por la sincronía labial de los personajes, los tiempos de intervención y el propio discurso. Evidentemente, esto provoca que ambas traducciones varíen y que no suelan coincidir. Además, tampoco se busca que sean iguales, puesto que no es un indicador de la calidad de la traducción del producto audiovisual.

2. Los traductores traducen siempre el título de las películas.

Otro tópico que no nos cansamos de escuchar. Aunque traducimos el contenido audiovisual, además de hacer otras funciones como la transcripción, el pautado, etc., en algunas ocasiones ofrecemos propuestas de traducción para el título de la película. En contadas ocasiones, hay que decir. Normalmente son los estudios quienes proponen un título en español, independientemente de si coinciden con el título original o no. En resumen, a menos de que nos pidan alguna propuesta o que ofrezcamos las nuestras, la última palabra la tendrá el estudio.

3. ¿Tú prefieres subtítulos o doblaje?

No te dejes llevar por esta dualidad tan rotunda. Antes de que te posiciones, consciente o inconscientemente, hay que aclarar que cada uno cumple una función muy específica y está dirigido a un público en concreto, además de que se usa en contextos distintos. A favor del doblaje podemos decir que facilita el acceso al contenido para aquellas personas que no pueden o no quieren leer subtítulos. Por una parte, el doblaje transmite una sensación de realidad y naturalidad, que hace que parezca como si la película estuviera rodada en tu idioma. Es un proceso en el que participan muchos profesionales (traductores, ajustadores, actores y actrices de doblaje, técnicos de sonido…) y por eso es más costoso y solemos verlo más en grandes productoras, cadenas de televisión, plataformas de streaming y estrenos de cine.

Por otro lado, los subtítulos te permiten escuchar las voces originales de tus actores y actrices preferidos sin perderte los matices de su interpretación original. También cabe destacar que en el aprendizaje de idiomas puede servir para poner en práctica la escucha del idioma que se está estudiando, «entrenar el oído» como solemos decir. Evidentemente, el subtitulado es un medio más barato de producir porque implica a menos personas, es más rápido y la distribución es más sencilla. Se utiliza más cuando, por motivos económicos o de tiempo, no se puede o no se quiere recurrir al doblaje. Así, solemos ver más subtítulos en lenguas minoritarias y en festivales de cine, por ejemplo, donde el montaje final de la película a veces llega el mismo día en que se estrena. En conclusión, no hay una que sea mejor que la otra ni resultan polos opuestos. Todo lo contario. Dependiendo del objetivo o del contexto en que lo veamos nos decantaremos por una forma u otra.

¿Ha sido duro leer estos 3 mitos? ¿Antes de conocer la traducción audiovisual pensabas así? ¡Con tranquilidad, que no vamos a pasarte el polígrafo! Como en muchas otras profesiones, el desconocimiento puede generar cierta desinformación y esto mismo ocurre con nuestro sector.

Sigamos dando a conocer nuestra profesión para evitar que proliferen estos mitos.

¡Hasta la próxima entrada!

5 CONSEJOS PARA TU DEFENSA DE TFG Y TFM

Foto de Surface en Unsplash

Con el cierre de curso a la vuelta de la esquina, entramos al verano con bastantes ganas, para qué engañarnos. Tras un año académico de mucho esfuerzo y sacrificio, finalizamos nuestros estudios de grado o posgrado y eso significa enfrentarse al trabajo de fin de grado (TFG) o trabajo de fin de máster (TFM).

Hacer un trabajo de investigación no es tarea fácil. Requiere mucha destreza, constancia y organización. Como ya pudiste leer en nuestra entrada anterior, las citas bibliográficas son de los puntos más importantes en la redacción del trabajo escrito, pero… ¿qué pasa con las defensas?

Las defensas de TFG/TFM son presentaciones orales en las que se expone a modo de resumen el tema en el que has estado trabajando durante esos meses. Normalmente tienen una duración de 10 a 15 minutos y debes destacar los aspectos más importantes de tu investigación. Mucha información en muy poco tiempo. Sí, sabemos la presión que conlleva, pero ¡seguro que lo conseguirás!

Por eso, para ayudarte en la preparación de tu defensa, te traemos 5 #Istradconsejos para que bordes tu presentación y finalices el grado o el máster por todo lo alto. ¡Pilla papel y boli!

  1. Utiliza herramientas como PowerPoint o Prezi para que las diapositivas acompañen tu discurso verbal

Aunque sepas muy bien de qué vas a hablar y tengas una estructura clara en tu cabeza, te recomendamos que crees un soporte visual, tanto para ti como para el tribunal de la defensa. Con los nervios puede que se dejen ciertos datos en el tintero y, de esta forma, todo está bien fijado en la pantalla; con lo esencial, bastará. Como acabas de leer, puede que no necesites soporte visual, pero para las personas que evalúan tu trabajo es toda una ventaja: ver los puntos de los que hablas y tener elementos visuales ayudan a la comprensión.

2. Organiza tu discurso en función de la estructura de tu trabajo escrito

Realmente, para no perderte, lo mejor es que sigas la misma línea que en tu trabajo escrito, de esta manera irás punto por punto con un esquema bastante claro y visual de todo lo que has investigado hasta el momento. Te recomendamos que incluyas una diapositiva con toda la información sobre tu trabajo (título, nombre, tutor/a, fecha, etc.), otra con el índice que seguirás a lo largo de la presentación y, por último, una diapositiva de cierre en la que indiques el fin.

3. Incluye las partes más importantes y significativas de tu trabajo

Cada punto corresponderá con el índice que hayas establecido en tu trabajo escrito, pero aquí es donde ponemos toda la carne en el asador y, por consecuencia, todos los ejemplos y datos jugosos. Al ser un presentación para realzar tu investigación, muestra las conclusiones más interesantes y útiles, habla del proceso que has llevado a cabo (por ejemplo: si has traducido una novela y has tenido la oportunidad de contactar con el autor original, ¡indícalo!), de tu verdadera motivación al elegir ese tema en concreto.

4. Ten en cuenta el tiempo del que dispones para organizar el contenido

Como indicamos al principio, la defensa suele durar entre 10 y 15 minutos (todo depende las bases a las que esté sujeta tu grado o posgrado). Normalmente, se recomienda que dure entre 10 y 12 minutos, ya que en el directo suelen ocurrir algunos imprevistos o el ritmo que se utiliza es más lento del habitual. Si organizas la presentación y mides los tiempos, no tendrás problemas de reloj, así evitarás dejar información en el tintero.

5. Ensaya todas las veces que sean necesarias hasta que tu discurso suene natural y fluido

Parece un aspecto básico, pero de verdad que es necesario. Ensaya tu discurso para encontrar la mejor entonación, dicción y estructura. Si suena natural y fluido mantendrá la atención del tribunal, transmitirá el mensaje con seguridad y tendrá mayor aceptación que si escuchan un discurso plano durante 15 minutos porque —como sabes— se pierde la atención y el interés.

Sabemos que son momentos estresantes y agotadores después de tantos meses estudiando y redactando todo lo que has investigado, pero estamos seguros de que has aprendido mucho y has sacado muchas conclusiones en claro. Felicidades por haber llegado hasta aquí y mucha suerte en este último empujón.

¿Ya has apuntado estas claves para tu defensa?

¡Nos leemos en la siguiente entrada!