Ortografía de los números. ¿Cómo se escriben?

En función del texto ante el que nos encontremos veremos los números escritos de una manera u otra, es decir, a modo de cifra o completamente redactado. La elección de cifras o de palabras en la escritura de los números depende de varios factores: el tipo de texto de que se trate, la complejidad del número que se deba expresar y el contexto de uso. En algunos casos, cuando sea un uso indistinto, será la dirección editorial o quien asuma la propiedad del texto quien lo decida.

Así, en general, en textos científicos y técnicos es más normal el uso de las cifras numéricas porque el empleo de números, tablas, cantidades es más corriente, al igual que ocurre en textos publicitarios y carteles debido a razones de concisión. Por otra parte, en textos o traducciones literarias se escriben de manera desarrollada debido al discurso narrativo que se hace.

Ya sea de una forma o de otra, queremos ayudarte a tener claro cómo se escriben correctamente para que no haya confusiones en ninguno de los casos. ¡Toma nota!

¿Cifras o letras?

No se mezclan las letras y las cifras en los adjetivos numerales. De esta manera, serían erróneas las expresiones 40 mil kilos y cuarenta 1000 kilos. En cambio, 40 000 kilos sería correcto.

Cifra y sustantivo van de la mano

Sí es posible que una cifra vaya acompañada de un sustantivo cualquiera que complemente el significado de esta. Por ejemplo, son válidas las formas 9 millones de personas y 3 docenas de huevos.

Recuerda que «mil» no es sustantivo, sino un adjetivo, cuando se combina para dar otros números. En ese caso, treinta miles de aves sería erróneo y treinta mil aves sería correcto.

Alternancia entre números

No debe emplearse la barra para alternar números cuando expresamos una cantidad, ya que pueden confundirnos y, en función del tipo de texto, este error ocasionaría muchísimos problemas. Veamos un ejemplo: Pesaba 2/3 kg (¿Quiere decir que pesaba 2 o 3 kg o dos tercios de kg? Un poco confuso, ¿verdad?). Lo más exacto sería referirse a que pesaba 2 o 3 kg.

En este otro caso, la frecuencia es de 50/60 Hz (¿Es de cinco sextos?). Para no hacernos dudar, mejor optar por la expresión la frecuencia es de 50 o 60 Hz.

Separación entre millares, millones, etc.

Cuando constan de más de cuatro cifras, se recomienda separarlas mediante espacios por grupos de tres: 24 000.

Recuerda que el Sistema de Unidades recomienda separar los números de cuatro cifras, pero la RAE recomienda no separarlos. Por ejemplo: 1980, 7543, 1243.

Número con símbolos

Cuando un número va seguido de un símbolo, debe ir escrito obligatoriamente con cifras. Estas deben ir separadas del símbolo al que acompañan por un espacio duro o fino. Este espacio indivisible se consigue a través del atajo de teclado Ctrl + Alt + Barra espaciadora.

Por ello, las cantidades quedaría de la siguiente manera: 13 kg, 45,5 cm, 75 %.

Aunque estas son las recomendaciones y normas dictadas por la Academia y sus usos son claros, siempre debemos tener presente que nuestros clientes o las editoriales van a ser quienes decidan cómo quieren emplear las cifras y qué normas quieren seguir. Asegúrate de tenerlo siempre presente y pactado antes de entregar tu trabajo.

¡Esperamos que te sirva de ayuda!

¡Hasta la próxima entrada!

Que nos gusta un buen recurso: americanismos

Foto de Sincerely Media en Unsplash

Como ya venimos hablando durante un tiempo, la documentación es un paso fundamental a la hora de traducir. Este proceso nos enseña palabras nuevas de un sector en concreto, nos ayuda a dar forma o contexto a realidades un poco más abstractas o de las que no poseemos conocimientos. Es una manera de concretar el contexto lingüístico y cultural de nuestro trabajo.

En ocasiones, en algunas agencias españolas o los clientes de otros países con los que se colabora piden traducciones con la variante latinoamericana. Los traductores y traductoras verán este requerimiento en la combinación lingüística del encargo: ES (ARG); ES (MX), etc. Tanto como si son nativos de esta variante como si no lo son pero deben aplicar unas pequeñas variaciones, es importante consultar fuentes con rigor y bien documentadas sobre las variantes dialectales porque, como ya sabemos, hay muchísimas diferencias entre un país y otro (¿has visto esos vídeos que circulan por las redes de un objeto dicho en cada país de habla hispana y casi ninguno se asemeja?).

Pilla papel y boli que vamos a recomendarte cuatro recursos básicos para consultar:

Diccionario de americanismos

Repertorio léxico que pretende recoger todas las palabras propias del español de América. Contiene 70 000 voces, lexemas complejos, frases y locuciones y un total de 120 000 acepciones. ¿Nada mal, verdad?

Geolexi

Esta herramienta de consulta virtual de geosinónimos de español se llevó a cabo gracias a la colaboración del Instituto Cervantes, del Departamento de Lengua Española y Lingüística General de la Facultad de Filología de la UNED y del grupo NLP&IR del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de dicha universidad.

Lo interesante de este recurso es que puedes buscar las palabras que necesites y te aparece representación geográfica del aspecto académico de esa palabra, ejemplos, imágenes y sinónimos en otras partes de América.

Fundéu Argentina

Muy parecida a los recursos que nos ofrece la Fundéu en España, esta herramienta ayuda a quienes utilizan el idioma en los medios de comunicación, las redes sociales y las nuevas plataformas digitales para conocer cuáles son las acepciones correctas. Además, recomienda las preferencias ante los extranjerismos y sigue la actualidad. ¡No te la pierdas!

Fundéu Guzmán Ariza

Este recurso pretende impulsar el buen uso del español en los medios de comunicación de la República Dominicana, ya que está asesorado por la Academia Dominicana de la Lengua y la Fundéu, además de colaborar con la Agencia Efe.

Podrás nutrirte de recomendaciones, aspectos interesantes de la lengua, la forma correcta de escritura y conocer las consultas de los hablantes a través de sus redes sociales.

Esperamos que estos recursos sean de ayuda para tus consultas lingüísticas y para ayudarte en la traducción de tus textos con variante español de América.

¡Hasta la próxima entrada!